RESIDUOS, EL PROBLEMA DE SU TRATAMIENTO 

El sector de los residuos es un gran desconocido que mueve al año miles de millones de euros. Las sociedades industrializadas producen entre 1,2 kg y 1,5 kg de basura por habitante al día. En países como España eso se traduce en una producción anual de 20 millones de toneladas de residuo doméstico al año. Aunque el ser humano ha producido residuos desde su existencia, en los últimos años, gracias a la cultura de usar y tirar, se ha experimentado un crecimiento sostenido hasta alcanzar los mayores niveles de la historia y no existen indicadores de que esta tendencia vaya a remitir en corto plazo, lo que genera un verdadero problema de tratamiento de residuos.

El problema es grave y en ocasiones sobrepasa a las administraciones. Empiezan a aflorar escándalos por doquier por la colmatación anticipada de los vertederos. La falta de espacio físico obliga al transporte de basura a otras comunidades e incluso su exportación a otros países, como ha sucedido hace unos años en Nápoles, con cientos de miles de toneladas de residuos exportados a Alemania por incapacidad de acometer su procesamiento. Todo ello conlleva costes insostenibles.

Tratamiento de residuos: conductos del autoclave Tratamiento de residuos: autoclave para la transformación de la basura

En España la situación no es menos alarmante. Según datos del Ministerio de Medio Ambiente, más de un 70% de los residuos que se producen en nuestro país terminan su recorrido enterrados en un vertedero. Sin embargo, la Unión Europea sostiene a través de sus directivas que el envío de residuos a este tipo de instalaciones debería ser la última alternativa a considerar, por entender los expertos que es la opción que produce un mayor impacto negativo sobre el medio ambiente. Las sanciones por el incumplimiento de estas normas son muy importantes.

La realidad es que los ciudadanos sentimos alivio al deshacernos de nuestra basura, y nos desentendemos de lo que vaya a hacerse con ella. Por eso nos hemos limitado durante muchas décadas a hacer grandes agujeros donde arrojarlo todo. Pero la pregunta es: ¿cómo es posible que en el siglo XXI se sigan colmando vertederos con más del 60% de la basura urbana? La respuesta es fácil y triste: la recogida y depósito de residuos no requiere gastar en investigación y genera pingües beneficios, aunque sea a costa de los impuestos de los ciudadanos.

Tratamiento de residuos: caldera gas autoclave

Es cierto que se ha apostado por la recogida selectiva a pesar del coste que supone, y que se ha invertido en sistemas para obtener compost y metano. Pero la separación de los materiales, que es la base fundamental para valorizarlos, se sigue haciendo de manera que la mayor parte de residuos acabe en vertederos. El problema es de tal magnitud que se está apostando por la incineración en masa, que es la forma más rápida de perder de vista la basura. Pero las inversiones son enormes, la contestación social tremenda, el rendimiento discutible y sólo se puede contemplar para grandes urbes ya que es inviable en zonas rurales.

VALORIZAR EN LUGAR DE ELIMINAR

RECUPERACIÓN DE MATERIALES QUE TIENEN UN MERCADO

La recuperación y valorización de esos materiales es la clave para resolver el problema. Y ese es el objetivo principal que se ha investigado para transformar un residuo (material que aparentemente no tiene valor y nadie desea), en un material o subproducto con valor deseable a efectos comerciales. O sea, VALORIZACIÓN DE LOS RESIDUOS.

En este proceso se facilita y optimiza la separación de elementos que componen los residuos, para poder aprovechar cada tipo de material de forma totalmente respetuosa con el medio ambiente. El sistema Waste Cleaner, aparte de reducir el volumen de los residuos a menos de un 20% de su volumen inicial, hace de la basura algo higienizado y fácil de separar automáticamente. Ello facilita el reciclaje de metales y plásticos y, lo que es más importante, convierte la materia orgánica en un formato limpio, manejable y apto para múltiples aplicaciones.

Tratamiento de residuos: depósito de conservación de energía Tratamiento de residuos: más conductos autoclave

Se procesan los residuos domésticos y algunos industriales sin necesidad de selección previa, y se recupera más del 80% de los materiales de la basuraEsto se consigue con la aplicación de un tratamiento de higienización en el que los residuos se limpian y se transforman, a efectos de eliminar su aspecto desagradable y aumentar la eficacia de los procesos de separación y valorización de cada material.

Los resultados son sorprendentes, y las ventajas del sistema con respecto a otras técnicas convencionales no dejan lugar a dudas.

 

HIGIENIZAR LOS RESIDUOS

Los residuos se higienizan con vapor de agua, sin ningún aditivo químico y en un entorno hermético. Por lo tanto, no se queman y no se producen dioxinas ni emanaciones contaminantes al exterior. Así pues, esta tecnología, la más avanzada del mercado en pre-tratamiento de residuos, se convierte en una magnífica alternativa para la valorización de los materiales contenidos en la basura.

 MATERIALES ESTERILIZADOS

 Tratamiento de residuos: plásticos pet, latas aluminio y materia orgánica

 

Cómo funciona el Waste Cleaner

El Waste Cleaner es la tecnología más avanzada en procesamiento de residuos, es el reactor de higienización y funciona en modo continuo, es decir, está procesando residuos sin parar.

Tras pasar por el Waste Cleaner todos los materiales salen completamente limpios, y un trómel separa la materia orgánica contenida en los residuos. Es biomasa ya higienizada y sale en un formato similar al tabaco de pipa.

En el interior, los residuos se exponen a un entorno saturado de vapor de agua a alta presión. Eso, unido a una serie de movimientos internos, consigue que podamos adecuar la morfología de los RSU para extraerlos en el formato que nos interesa para su valorización.

La presión de trabajo que se puede alcanzar es de 5 bar. Permite que el vapor penetre en el interior de los materiales para limpiarlos en profundidad, o bien para descomponerlos en otros casos, como sucede con las fracciones orgánicas y el papel. La duración de este proceso es de unos 30 minutos.

EL PROCESO PASO A PASO

1


Aunque actualmente se realiza la recogida selectiva de residuos, con esta tecnología se pueden procesar todos los residuos en masa, sin necesidad de aplicar esa recogida selectiva.

Cuando los RSU llegan a planta se depositan en un foso de recepción a la espera de ser procesados.

Al sacar los RSU del foso se lleva a cabo una trituración para reducir el material inadecuado por su gran tamaño.

Tratamiento de residuos: conductos autoclave, conservador energía                             

2


Una vez triturados los residuos se conducen al Waste Cleaner para su higienización, y únicamente se utiliza vapor de agua, generado por una caldera industrial. En lugares donde sea factible, el consumo de esa caldera podemos generarlo nosotros mismos a partir de la biomasa, llegando así a la autosuficiencia energética.

Los residuos entran en el Waste Cleaner a un ritmo aproximado de 5 tn/hora, controlado por el software desde un cuadro de control central que maneja absolutamente la totalidad de la instalación.

Dentro, los residuos son sometidos al tratamiento del vapor a una determinada presión de trabajo y a una serie de movimientos internos. Todo ello consigue que la basura salga esterilizada, sin agentes patógenos y en formatos que la hacen fácil de separar.

Los residuos permanecen en el interior del Waste Cleaner alrededor de 20 minutos aproximadamente.

Tratamiento de residuos: separador residuos y conservador energía

3


Los RSU ya higienizados se transportan a un trómel rotativo que separa prácticamente el 100% de la materia orgánica, que es obtenida en un formato de biomasa con una granulometría inferior a 10 mm.

Lo que antes eran, por ejemplo, restos de comidas, ya se pueden tocar con las manos pues están libre de agentes patógenos.

La biomasa obtenida puede ser deshidratada o no. Dependiendo de su uso final se procederá a su transporte o a su almacenamiento en silos.

Tratamiento de residuos: pasante tromel y residuos inertes

4


Tratamiento de residuos: pilas y baterias ya esterilizadas

Los líquidos que contenían las basuras, conjuntamente con el vapor del proceso, se extraen hacia un sistema de recuperación de condensados para su reaprovechamiento en la generación de más vapor para el proceso. Además, dichos líquidos alcanzan una temperatura suficientemente alta para la generación de energía mediante otros procesos.

No obstante, se puede incluir en cada planta una depuradora que elimina los lixiviados, muy poco relevantes en cuanto que se extraen los líquidos que contiene la basura sin dejar que fermente y origine los problemas habituales.

En aquellos lugares donde haya escasez de agua, se hace una doble depuración de los líquidos extraídos de los RSU, de forma que la planta sea prácticamente autosuficiente en agua, evitando el consumo de recursos naturales.

 

5


Los materiales voluminosos, ya exentos de materia orgánica, pasan al área de selección.

Un electroimán separa todos los metales férricos, un separador excéntrico selecciona el aluminio y los metales no férricos, y un separador óptico se ocupa de de la selección de los plásticos contenidos en los RSU.

El diseño y la operativa del módulo de selección estará determinado por el uso o destino previsto para los diversos materiales.

Tratamiento de residuos: conservador energía y alimentador autoclave

RESULTADOS

Con la obtención de materiales de mejor calidad aumentan las posibilidades de valoración, a la vez que se obtiene mayor beneficio en la venta.

Las instalaciones gozan de un entorno de trabajo mucho más higiénico.

Los costes de mantenimiento se reducen significativamente, debido a que se evitan muchos problemas que el residuo ocasiona en el sistema convencional.

En unos 20 minutos los residuos dejan de serlo para transformarse en materiales útiles y además sin emitir olores, lo que es muy importante.

Con un estudio en cada caso concreto, ya que la caracterización de los residuos sólidos urbanos es diferente, podrían diseñarse instalaciones autosuficientes desde un punto de vista energético.